Contract Brewing. Un nuevo modelo de producción

Contract Brewing. Un nuevo modelo de producción # Emprendeduría # Producción

20 abril 2020 por José Ramón Álvarez

El sector de la cerveza craft se enfrenta a retos cada vez mayores debido al incremento de la competencia ya que a pesar del incremento de la demanda, ésta no puede absorber la cada mayor irrupción en el mercado de nuevas marcas. 

En una situación de hiperfraccionamiento, la distribución y el marketing cobran cada vez más importancia. Ante esta realidad, el Contract Brewing cobra cada vez más protagonismo ya que permite al propietario de la marca dedicar su esfuerzo a donde verdaderamente aporta valor.

El verdadero valor de una marca reside en la marca en si y no en la producción

Tipología de cerveceros

Los cerveceros que habitualmente optan por el contract brewing son los siguientes:

  • Cerveceros Nómadas: Aquellos que de manera conceptual optan por no montar una fábrica y fabrican sus cervezas en las instalaciones de terceros, centrándose en la comercialización y el marketing.
  • Cerveceros internacionales: Aquellos cerveceros que en lugar de exportar su propia producción optan por fabricar en otras fábricas locales al destino de sus ventas.
  • Cerveceros en crecimiento: Cuando un cervecero ve crecer sus ventas y su capacidad ha llegado al límite, puede optar por trasladar la producción de sus cervezas de más volumen a otras fábricas quedándose con la innovación en la suya.

Tipos de fábricas que ofrecen servicios de Contract Brewing

Las fábricas con marca de cerveza propia priorizarán su producción frente a la de terceros

  • En primer lugar están aquellas cuyo principal actividad es la fabricación para terceros por lo que se han concebido, planificado, montado y dimensionado para ofrecer este tipo de servicios con altas cotas de calidad y versatilidad, como por ejemplo el Brew&Hub
  • En segundo lugar nos encontramos con fábricas que producen sus propias cervezas y que ofrecen su espacio ocioso para fabricar cervezas de terceros. 

Ventajas del Contract Brewing

  • No requiere ningún tipo de inversión por lo que el inmovilizado es muy reducido permitiendo destinar todos tus recursos económicos a la comercialización y el marketing. El único gasto imprescindible es el pago de la producción de cerveza que se quiera tener en stock. 

Montar una planta con la calidad y capacidad suficiente para competir en el mercado actual no bajará de los 500k€ a lo que hay que sumar los costes del espacio y el personal al que hay que pagar mensualmente. Optar por el Contract Brewing evita esta inversión y los costes fijos.

  • Una vez firmado un precio con la fábrica que producirá tu cerveza, este no varía por lo que permite construir una estrategia de precios de con unas desviaciones mínimas.

Sabemos que en una fábrica de cerveza pueden surgir diversos problemas e incidencias que hacen que el coste pueda variar en los distintos lotes.

  • Habitualmente cuentan con una calidad de instalaciones, protocolos y estándares que permiten la fabricación de cerveza con altas tasas de homogeneidad y calidad.
  • En el caso de cerveceros internacionales, optar por fabricar en el mercado local, además de la reducción de coste de transporte, permite que el producto esté más fresco y que se reduzca la huella de carbono debido al transporte.

Desventajas del Contract Brewing

  • Tendrás que planificar bien tus producciones y tu stock ya que no podrás fabricar siempre que quieras y dependerás de los huecos de producción y envasado de la fábrica. Este problema se soluciona con una buena planificación e interlocución con la fábrica a través de un Forecast semestral o anual.

Este modelo de Contract Brewing también funciona en otros productos del sector de bebidas como por ejemplo, la Kombucha, la Sidra, los Hard Seltzer, Sparkling Waters, etc. Además algunas de las plantas que ofrecen servicios de Contract Brewing para cerveza, también tienen capacidad de fabricar todas estas bebidas.