19 julio 2021 por Victor Jimenez

 Si algo marca tendencia dentro del sector bebidas y sus procesos de envasado, sin duda es la sostenibilidad. 

En el siguiente post analizamos el empleo de algunos materiales como el aluminio o el vidrio, las preferencias entre uno y otro, el papel que cumple el reciclaje en la actualidad, así como el grado de implicación de la industria y del sector hostelero con el desarrollo sostenible. 

La sostenibilidad forma parte del panorama actual y será protagonista de los próximos años dentro de la industria de bebidas. Este concepto nace de la unión de dos hechos principales.

Por un lado, gracias al aumento de una concienciación generalizada y el respeto por el medio ambiente a nivel empresarial, y por otro, por el fomento del buen uso de los recursos naturales.

Actualmente estamos atravesando un periodo de transición importante.

De la responsabilidad corporativa de las empresas se ha pasado a tener como factor prioritario y urgente la sostenibilidad, sin dejar al mismo tiempo de lado la economía como motor fundamental para lograr un verdadero futuro sostenible.

Economía circular en bebidas

Extraído de la Unión Europea, cuando hablamos de economía circular, nos referimos a un modelo  de producción y consumo que supone compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todo lo posible, con el objetivo de generar un valor añadido en las empresas y en la industria en general. 

Ello supone reducir los residuos al mínimo, y cuando un producto deja de existir, sus materiales se deben mantener dentro de este círculo en la medida de lo posible.

Este concepto de economía circular choca frente al modelo económico tradicional lineal de “usar y tirar”

La producción de bebidas está plenamente concienciada y convencida de que la clave está en el uso y gestión de procesos eficientes que tiendan a frenar el impacto ambiental.

Todo ello con la reducción de plásticos de un solo uso, mediante el empleo de envases retornables y con una buena gestión de residuos.

Este modelo, además de permitir un avance frente a la escasez de materias primas y el crecimiento de la demanda a nivel mundial, genera cierta independencia a los países. 

Las cifras de reciclaje de envases de bebidas

Un informe de Ecoembes aportó datos interesantes de las cifras de reciclaje en nuestro país.

España cuenta con una posición destacada, porque según los últimos datos de Eurostat (2016) España se sitúa en el 6ª lugar del ranking de la Unión Europea (UE) en reciclaje de envases (domésticos, comerciales e industriales) con una tasa de un 70,3%.

Una tasa significativa, donde por tipo de material están a la cabeza los metálicos (85,4%), seguidos de los formatos de papel y cartón con el 80%, y los de plástico (con casi el 76%).

También hay que mencionar al sector hostelero, porque su grado de concienciación e implicación con el reciclaje de envases es bastante elevado.

Tanto, que ha trazado un plan estratégico “Estrategia 2030”, sobre el uso de plásticos, la eliminación de un solo uso, y con los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). 

Más de la mitad de los profesionales del sector hostelero utiliza los envases retornables, en el que los establecimientos de restauración lo hacen en un 63,4%.

En cuanto a los envases de vidrio, reciclan hasta el 50%, dándoles una segunda vida (especialmente a los botellines de cerveza o refrescos). 

Quedan un poco más abajo las latas, bricks y otros envases de plástico, porque si bien los hosteleros tratan de cumplir, el acto de reciclaje no depende tanto de ellos como del cliente. 

En cuanto a la cerveza, el 40% de la que se vende en España vía establecimientos de hostelería, cumple con creces la cadena de sostenibilidad gracias al servicio en barril (uno de los más sostenibles) y por el vidrio reutilizable, mucho más respetuoso que otro tipo de envases. 

Vidrio VS Aluminio ¿Qué envase es más sostenible?

Aunque ya se ha hablado en algún que otro post del blog acerca de qué envase es el más adecuado con sus pros y sus contras, hablando de respeto por el medio ambiente, casi seguro que vidrio y plástico son más sostenibles que el aluminio.

Sin embargo, aunque la mayoría de las marcas ya emplean envases 100% reciclables (latas de aluminio y botellas de vidrio), algunos como el caso de los bricks multicapa no lo son.

Sin embargo, la industria está poniendo gran parte de sus recursos para lograr que los materiales sean completamente reciclables y cumplan con los estándares de la economía circular que marca la ley de la EU.

Las últimas tendencias en packaging están aportando cada vez más soluciones con materiales biodegradables y libres de contaminantes, porque el objetivo es alcanzar una producción totalmente sostenible y verde.  

Victor Jimenez

Publicado por

Victor Jimenez