20 enero 2021 por Redacción

En la búsqueda de nuevos sabores, el sector craft ha redescubierto las cualidades de las barricas de madera durante los procesos de elaboración de la cerveza. Los resultados son simplemente espectaculares.

Las Barrel Aged beers o cervezas susceptibles de envejecer en barrica se suelen distribuir en lotes limitados y exclusivos, y ahora se consolidan como uno de los procesos más tentadores para los productores ¿Qué hay de nuevo en el mercado? Sigue leyendo… 

Hace siglos los barriles de madera se utilizaban para transportar y mantener la cerveza en perfectas condiciones hasta que llegaban a su destino tras meses de viaje por tierra o mar.      

Sin embargo hoy en día, además de formar parte del mobiliario y la decoración de numerosos pubs, bares y establecimientos hosteleros, las barricas cumplen una nueva misión. Estos contenedores se han convertido en los recipientes de madera más preciados para determinados cerveceros y fabricantes que han decidido sumarse a la apasionante iniciativa de almacenar sus creaciones durante meses. El objetivo está en obtener nuevos resultados complejos y creativos qué ofrecer al consumidor.  

La fabricación de cerveza en barrica exige conocimiento

Envejecer cervezas en barrica es un arte trasladado a la fábrica que requiere de gran experiencia y conocimiento. Se trata de un método que va mucho más allá de la simple introducción del líquido para dejarlo reposar durante un tiempo. De ahí que sea determinante contar con expertos dentro de las instalaciones que investiguen los procesos y las distintas interacciones químicas. 

Desde que el mundo craft redescubrió las cualidades de los toneles de madera para madurar cerveza y desarrollar líquidos complejos y únicos, la tendencia se ha ido propagando a nivel mundial. Por citar algunos lugares, en Estados Unidos, Bélgica, Países Bajos, Alemania o España las cervezas envejecidas en barrica son un producto top. Veamos las tendencias y los materiales más usuales para esta técnica. 

Las barricas que vienen

Se utilizan diferentes tipos de barricas para aportar las sensaciones aromáticas y de sabor esperadas. Los toneles de madera de roble son los más frecuentes, y se suelen emplear nuevos o utilizados, donde previamente se han envejecido entre otras bebidas, algunos vinos generosos o amontillados. 

También las hay que contuvieron otro tipo de licores destilados como el ron, el bourbon, whisky o hasta tequila. La estadounidense Founders Brewing, cuya socia mayoritaria es Mahou San Miguel, ha apostado por este tipo de elaboraciones y creaciones. Estrena el año lanzando un amplio listado de cervezas envejecidas en barrica, y bajo una estrategia de marketing de goteo (ya que en noviembre tiene previstas unas cuantas novedades más). Su última apuesta, la serie 2021 “Barrel Aged” parece bastante prometedora y muy valorada dentro del sector a nivel internacional. 

El tiempo de maduración durante meses aporta a la cerveza notas ahumadas, a vainilla, a frutos secos como la avellana y el caramelo entre otros matices. 

Otras opciones emplean un proceso de tostado previo en el interior de las barricas con el objetivo de resaltar e intensificar el sabor a madera en la cerveza. 

Algunas propuestas ideales para envejecer en barrica 

Dentro de la producción cervecera, existen determinados estilos cuyas características son muy propicias para envejecer. Aunque normalmente se eligen cervezas oscuras y de mayor contenido alcohólico, la diversidad aumenta y ahora también son tendencia las lager de barrica o incluso las IPAs maduradas.

1. Las lager envejecidas en barrica se imponen con fuerza

Los maestros cerveceros se han puesto las pilas en los últimos años y cada vez existen resultados más prometedores. Nos referimos a las cervezas lager, que con determinadas pautas y unos procesos de maduración rigurosos se están posicionando muy bien en el mercado. En barricas de bourbon o con algunos toneles que incluyeron determinados vinos, están atrapando a un amplio sector de consumo. 

2. Saison o cervezas de temporada y Bière de Garde

Sin ser ni mucho menos lo mismo, las cervezas Saison se comparan a menudo con la bebida de los dioses porque comparten similitudes. Entre ellas los sabores procedentes de los taninos y lactonas, ya que se conservan durante meses en barricas que previamente han contenido vino. 

Igual ocurre con esas cervezas de granja (farmhouse) tradicionales como la bière de garde francesa, que para lograr un buen resultado requieren ser maduradas. 

3. Imperial Stout

Si hablamos de Barrel Aged beers, podemos decir que uno de sus máximos exponentes son las cervezas Imperial Stout, envejecidas normalmente en barriles de bourbon. 

4. Amber ale y red ale

Estos estilos de origen estadounidense, cumplen todos los requisitos para someterse a un proceso de maduración y obtener nuevos resultados muy prometedores. 

5. Recetas experimentales Doble IPA y NEIPAs

No perdamos de vista esta técnica de envejecimiento, porque algunas de las mejores Doble IPAs del mundo que se han reconocido en los últimos meses fueron maduradas en barricas de madera. Si el IPA es uno de los estilos más consumidos actualmente, las recetas Doble IPA o las NEIPA maduradas apuntan muy fuerte. 

6. Sour Beers envejecidas

Se dice que son las combinación perfecta y que están a medio camino entre la cerveza y el vino. Las sour beers o cervezas ácidas envejecidas en barricas de vino, cuyo periodo de tiempo puede variar en función de su evolución suenan bien.  

7. Fruit beers, lámbicas, etc

Las producción de cervezas que fermentan durante meses apuntan fuerte de cara a un público cada vez más formado y preparado para el consumo de resultados únicos.

8. Destilados que envejecen en barriles de cerveza, una vuelta de tuerca

Si las cervezas en barrica están por todas partes, ahora el sector de las bebidas espirituosas irrumpe en el mercado con una nueva forma de elaboración que ha dado la vuelta a esta tendencia craft. Se trata del whisky madurado en barriles que con anterioridad han contenido cerveza. La primera serie que aterrizó en nuestro país pertenece a la Serie Glenfiddich con la versión Glenfiddich IPA terminado en barricas de cerveza. El experimento es el resultado de dos productos cuya materia prima es la cebada malteada: el whisky single malt y la cerveza.

Fuente: Glenfiddich

La marca irlandesa Jameson también se ha sumado a la experiencia con la referencia Jameson Cask Mates. Un whisky que se añeja en barricas de cerveza negra artesanal.

Redacción

Publicado por

Redacción