Low alcohol y alcohol free, en el punto de mira de los productores de bebidas

Low alcohol y alcohol free, en el punto de mira de los productores de bebidas # Tendencias

21 abril 2020 por Redacción

Los hábitos de vida más saludables están provocando un giro del consumo y una mayor demanda de bebidas con bajo contenido alcohólico.

Junto a propuestas refrescantes “sin” o 0,0, sin duda esta realidad se traduce en una gran oportunidad para el desarrollo de nuevos productos y una vía de ingresos muy apetecible para la industria mundial.  

Veamos cuáles de estas tendencias están haciendo más ruido en el mercado.

Low alcohol, alcohol free… y su regulación actual

Low alcohol, alcohol free…, parece clara su delimitación. Mientras la primera opción suele tener unos niveles más bajos en alcohol (generalmente por debajo del 3% ABV aproximadamente), las bebidas alcohol free están por debajo del 1%, donde a su vez se incluyen el grupo Zero Alcohol (más conocidas a nivel nacional como 0,0), con unas cantidades que deben estar por debajo del 0,05%. 

Sin embargo, estas limitaciones tienen sus matices dependiendo de la regulación de cada zona o país. 

Si bien estas cantidades están basadas en la normativa española, son distintas en otros países de la Unión. Por citar algunos, las alcohol free de Italia y Francia están en el límite 1,2%, y en Portugal bajan hasta el 0,5%.

Beverage Daily, dedica un análisis a delimitar ambos conceptos, y establece que, por ejemplo, y a pesar de las particularidades de cada país, las bebidas alcohol free en UK sin embargo, tienen niveles aún menores -englobados en torno al 0,05%- dejando la clase low alcohol por debajo del 1,2%. 

Este tipo de variaciones en la regulación y delimitación de niveles ABV podría ocasionar ciertos resquicios, especialmente por la libre circulación de mercancías, ocasionando por ejemplo tras el Brexit, que una cerveza con un contenido 0,5% producida en Alemania pueda venderse legalmente en Inglaterra, y sin embargo una cerveza fabricada interiormente en UK con este mismo nivel no pueda lanzarse a su comercialización por la legislación interna. 

En definitiva, la regulación y la clara delimitación de ambos conceptos se convierte en todo un desafío de cara a una fabricación más ambiciosa de ambas opciones a nivel global. 

Las bebidas low alcohol y alcohol free que apuntan muy fuerte

1. Las versiones low alcohol y alcohol free son un filón en el mundo cervecero

¿En qué lugar del planeta no existe la cerveza? En unos sitios más que en otros, y especialmente en nuestro territorio es una de las bebidas preferidas por antonomasia. 

Existen suficientes razones de peso para que este mercado de cervezas low alcohol y las que se conocen aquí como 0,0 hayan mostrado en los últimos años una línea creciente, acaparando otros grupos de consumo. Concretamente, cada vez más en el sector craft. La industria ya se dio cuenta que el secreto de esta subida tiene que ver con:  

  • Que el consumo de cerveza es social y se incrementa en momentos de desconexión. “Ir de cervezas”, compartirlas entre amigos y según en qué países mejor al aire libre, en una terraza, o en casa, es algo que atrae y mucho. 
  • Un aumento de las tendencias “healthy” y el consumo moderado ahora es lo más. Hacer deporte, cocinar sano y tener un consumo moderado de ciertas bebidas como la cerveza con niveles más bajos ABV, se ha puesto de moda entre el público más joven (18-24 años).
  • Renovación de la imagen en estas categorías extendiéndose a un sector más mainstream, apasionado de la cerveza artesana, y que cada vez afina más con sus fórmulas basadas en estilos reinventados (como el IPA y sus variantes) o en nuevas recetas, han hecho que el sector craft se ponga a producir de forma ambiciosa este tipo de productos. 
  • La variedad y una enorme competencia han fomentado que se reactive el mercado, poniendo a estas categorías en el punto de mira de los fabricantes y de los grandes productores.

2. ¿Qué hay de las bebidas libres de alcohol a base de agua y sus nuevas versiones?

En este apartado englobamos todas aquellas variantes cuyo elemento fundamental es el agua versionada en refrescos probióticos y sobre todo muy refrescantes, por debajo del 1% resultado de bacteria lácticas que surgen durante la fermentación. 

Water kefir y su posicionamiento entre los probióticos 

El kéfir de agua es un producto elaborado a base de agua con gas de sabores tropicales y de frutas ácidas. Está sometida a unos procesos de fermentación cuidadosamente tratados, durante los cuales se añaden los gránulos llamados tíbicos o kéfir.

Está tomando posiciones como uno de los productos probióticos de moda. Al igual que la kombucha, su fabricación comenzó a través de procesos artesanales, y ahora está muy presente en las cadenas de producción como una de las promesas entre las bebidas saludables. 

Sparkling water de sabores, las aguas con gas para hidratar 

La OMS recomienda beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día desde hace tiempo, y el consumo y las marcas han tomado buena nota de este consejo a nivel mundial. Una de las razones principales por las que el mercado se ha lanzado hacia la fabricación de aguas con gas en todas sus variantes tiene que ver con la mala propaganda de los refrescos en general, por sus altos niveles de azúcares saturados.

En detrimento de estas consideraciones, las sparkling waters se apuntan un tanto en el mercado. Especialmente porque su consumo se hace más ameno y sabroso que el agua normal, y se dice que no son perjudiciales para la salud. Así la alternativa para su fabricación se hace muy factible.  

Zumos, té adaptógeno y otras bebidas refrescantes. El sector aumenta su cartera de productos. 

Puede que en este caso gane el marketing o que cobren más auge por un cuantioso número de likes en las redes sociales, pero independientemente de ello, el sector sigue lanzando novedades con formatos y envases muy cuidados en cuanto a diseño, que están teniendo gran acogida entre algunos grupos como los millennials. 

Los adaptógenos, concebidos como componentes con propiedades curativas, calmantes y para paliar los efectos del estrés, se están convirtiendo en una alternativa tan refrescante como la cerveza.

Los expertos apuntan hacia el té adaptógeno, a base de especias con numerosas propiedades.  

Las cadenas de zumo también apuestan por la innovación y la incorporación de toda una gama de sabores con ingredientes étnicos y algunas frutas exóticas, acordes con la gastronomía más urbana, de calle, a través de las street drinks y los smoothies. Además, están probando texturas con el objetivo de que este tipo de bebidas se conviertan en toda una experiencia más allá del líquido.  

Por último, y dirigido al enorme target juvenil y más adulto, no hay que perder de vista las gamas de mixers y cócteles sin alcohol.